Existen una serie de alimentos imprescindibles que, con o sin tiempo, un desayuno para ser completo y equilibrado debería incorporar: Leche o lácteos (bajos en grasa) como yogur, cuajada, queso fresco, etc. Cereales (integrales): pan del día anterior, de molde, biscotes, galletas o cereales de desayuno sencillos. Fruta fresca o su zumo natural. #saludynutricion
.

 .