Disminuye la inflamación Los compuestos fitoquímicos en el orégano ayudan a disminuir la inflamación y con ello el dolor muscular o articular, irritación de la piel o tos seca. Prepara té de orégano Hierve 1 taza de agua Vierte el agua sobre 2 cucharaditas de orégano seco en un colador de té Dejar reposar las hojas durante 2 a 5 minutos Retira el colador y su infusión está lista #saludable
.

 .